lunes, 27 de julio de 2009

De golpes, solidaridades y represiones

El domingo 19 un grupo de jóvenes integrantes de la Federación Juvenil Comunista fue intimidado por la policía bonaerense a abandonar la realización de un mural en el Parque de Mayo en repudio al golpe de Estado en Honduras y solidarizándose con el pueblo de ese país.
"Atentos a nuestras convicciones democráticas decidimos continuar con la realización del mural. El personal policial respondió llevándonos a la comisaría 2da, donde permanecimos detenidos durante cinco horas. Por su puesto, inmediatamente se apersonaron compañeros de nuestro partido con el fin de conocer nuestra situación. Mientras tanto, el personal policial insistía en continuar interrogándonos acerca de nuestra actividad política", explicó Franco Cabrera desde la FJC.
Además, aseguró que cuestionan "severamente lo sucedido: se nos imputa el delito de daño contra la propiedad. Sin embargo, encontrándonos haciendo una actividad en un espacio público, con un mensaje democrático que cuestiona la violencia y por el cual se manifestaron en contra la mayor parte de los gobiernos nacionales de la región. Por otro lado, el mural estaba siendo realizado sobre una pared donde a otros grupos muralistas les fue permitida su intervención" (Escuchá la entrevista completa ACÁ).

A partir de este hecho, la columnista de Historia de "En Eso Estamos", Julia Giménez, recordó cómo resistían y repudiaban en los primeros años de la década del 70 los y las integrantes de la comunidad chilena de nuestra ciudad, en compañía de dirigentes políticos y gremiales, al proceso que culminó en el golpe de Estado pinochetista contra el presidente socialista Salvador Allende.
Una perlita... Julia nos trae un testimonio en primera persona: Marcela, una de las militantes que participó de aquellas marchas multitudinarias que recorrían las calles bahienses -"desde los barrios al centro"- contra la dictadura chilena que, en plena primavera camporista, terminaban con la clásica persecusión, seguimiento y represión policial.

Escuchá la columna ACÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario